lunes, 10 de marzo de 2008

Invasión vegetal

Costumbres del alcaucil
Fernando Sorrentino
Editorial Sudamericana

Ya puede encontrarse en las librerías este ejemplar con historias sobre feroces alcauciles y escorpiones decididos a colonizar Buenos Aires, entre otras historias de Fernando Sorrentino.

Adjunto una selección de ilustraciones y el texto biográfico en el que describí mi manera de trabajar.



Fue muy interesante desarrollar las ilustraciones para este libro. Traté de poner en escena un dibujo geométrico pero a la vez divertido, limpio, con mínimos recursos y máximos resultados.
Así es que con estilográficas de diversos grosores, tinta negra, regla y circulómetro fui resolviendo imágenes sintéticas, poniendo en escena sólo los elementos imprescindibles, más potentes y recordables de cada cuento. Si observan con atención verán que los árboles son redondos, los edificios cuadradísimos, todos los personajes y las cosas están construidos con rectas y curvas.
Una vez resuelta esta parte lineal del trabajo (el dibujo que todo lo sostiene) digitalicé los originales, en la computadora corregí mínimos detalles con prolijidad e inserté tramas sencillas dentro de algunos planos (tramas de puntos, de rectas, de ondas, con cuadraditos); esto sumó cuerpo y complejidad al planteo visual. ¡Cuanto que puede hacerse sólo con blanco y negro!, ¿verdad?
A la hora de resolver la tapa el desafío fue traducir a color todo este lenguaje que generé; y proponer una imagen que fuera representativa del libro, así que pensé: “Los alcauciles carnívoros no existen, pero que los hay los hay”.


María Delia Lozupone, diciembre de 2007

5 comentarios:

Luciana dijo...

muy lindo el nuevo diseño del blog!
y los alcauciles carnívoros, geniales.
admiro mucho tu laburo geométrico...impecable!

besos

zime dijo...

Sii impecable el laburo!! Está genial Delia!!! Y la tapa me encantó, voy a ver si lo encuentro.
Besos
(^v^)

diego molina dijo...

Muy bueno, me encanta la maceta con la planta!

Delius dijo...

Hola amigos, todavía estoy luchando con el diseño del blog, arreglo algo y se me descontrola otra cosa, tengo que manejarme mejor, todavía no está como me gustaría...
Me alegro de que les haya gustado el laburo, es un libro que ilustré con una libertad tremenda, pude poner en escena cosas que venía bocetando y no me animaba a presentar a editoriales; es muy gratificante verlo publicado, tal vez haya que ser más mandado en la vida. Salutti a tutti.

María W. dijo...

Buenísimo, Delius, sobre todo esto que decís de haber podido poner lo que querías, con libertad. Creo que sí, que hay que ser más mandado!
Abrazo.

Sigo disfrutando tus apuntes, son geniales.