jueves, 18 de octubre de 2018

3 historias en 1 clic


Detrás de cada foto de la Fundación PH15 hay una historia que a la vez genera nuevas historias.

En 2013 un grupo de artistas recreó las imágenes fotográficas de niños y jóvenes que participaron de los talleres de la Fundación, con ilustraciones con distintos estilos y colores. Luego, dos años después (muestra mediante en el Palais de Glase), esas mismas fotos inspiraron cuentos y relatos de una vanguardia de escritores argentinos, que pueden disfrutarse en este tumblr.

Hoy finalmente, se presenta el libro que reúne estos trabajos, con edición literaria de Silvina Gruppo, y edición ilustrada de Otto Zaiser. La cita es a las 19 hs. en Casa Safiras, Loyola 514, Villa Crespo.

Posteo una ilustración que hice sobre una foto de Micaela Barreto y el cuento que escribió Marina Mariasch para ambas imágenes. También la tapa del libro y la invitación.
Muy contenta brindo por este proyecto y muchos más.

***

La mentira del vacío

La mecánica cuántica está tratando de terminar con esa mentira del vacío. Creemos que en el espacio exterior existe el vacío absoluto pero no está probado. Aunque es verdad que las enormes extensiones que se abren entre las estrellas y las galaxias son lo más parecido a la nada.

En una caja vacía caben naranjas, caben muchos corazones. Papu, Jony, son los nombres de algunos que están ahí en un horizonte de afectos. Damos vueltas en círculos para llegar a algo. Vamos rodando, a toda velocidad. Lo que está más cerca se pierde de vista, lo dejamos pasar. Aprendemos a sostenernos por nuestro propio esfuerzo, por la velocidad y la inercia. Sin apoyo, sin ayuda. La caja es de madera fruta o es de cartón con agujeros, para que respire el cordero.

Todo esto lo sé después. Cuando te veo pasar en el tiempo y no te tengo. Nos vamos a conocer un día. Vamos a probar mil cosas antes de probar un beso. Vamos a probar el río, las algas nori, el agua nieve; un peinado nuevo, comer papel, el rechazo, la seda, un rayo.

Nos preguntábamos qué era la construcción del amor. Y jugamos a hacerlo. Te hago ole como a un toro. Paso de cerca, te rodeo.

El amor nunca puede suceder en un espacio controlado: no hay peligro, no hay sorpresa. Necesita tener lugar en el mundo entre personas que no saben lo que está pasando. Es tratar de sostener el equilibrio y tambalear, también caerse. El amor es dar vueltas sobre uno mismo en un patio soleado.


Texto: Marina Mariasch
Ilustración: Delius
Foto: Micaela Barreto

***