jueves, 10 de septiembre de 2015

Historia de un cuadro

En el 2012 fui por primera vez, invitada por mi amigo Gregorio, a la Reserva "El Destino". Puedo decir que desde ese momento encontré un lugar más en el mundo. Hay mucha naturaleza, paz y magia allí. Volví de vacaciones en febrero del 2013 y pude comenzar un cuadro (¡nunca había pintado algo de esas dimensiones!) que intenta reflejar mi amor por ese sitio, su maravilloso clima, sus formas y colores, su conexión con la vida. Lo terminé en mi casa, más de un año después y luego de una sesión de fotos que muy generosamente hizo mi amiga Bárbara Domato, fue donado al hospital infanto juvenil "C. Tobar García" dentro del proyecto "Arte para el Tobar" que el mismo Gregorio Herrera ha ideado y coordina. Y yo regreso siempre que puedo a la reserva, es un lugar muy inspirado que me hace muy bien y recomiendo. Todo vuelve, ¿no?

aquí el cuadro terminado: "Atardecer en la reserva El Destino"

la tela en blanco, ¡vértigo!

bocetos

mi hermosa hijita me secunda en la faena



bocetos de las flores en la pared

mi caja de materiales y colores


trabajando en la reserva

la naturaleza inspiradora

¡gracias por todo querido Gre!

el cuadro ya en mi casa

Barbie muy genia y equipada saca las fotos a la obra, gracias!


¡terminado!


el cuadro hoy en las paredes del hospital infanto juvenil "C. Tobar García"