lunes, 26 de noviembre de 2007

Las leyendas

Revista “El monitor de la educación”, Nº 14
Las leyendas”, de Leopoldo Brizuela, del libro "Los que llegamos más lejos" (fragmento)
Ministerio de Educación de la Nación

DESPUÉS. A los cuarenta días las aguas se retiraron, pero el mundo parecía contagiado de sus maneras.

Todo huía en la tierra, todo fluía. Un paisaje ondulante y borroso como el fondo del mar: médanos que perseguían a otros médanos, nieblas a otras nieblas, aguas a otras aguas, y la luna y el sol, entre nubes de espuma, como grandes peces. El viento, el viento, el viento. Y de pronto, allá abajo, en la cumbre del más alto volcán -advirtió el Ángel-, un montón de hojas secas.
-No son hojarasca- dijo el Creador, viéndolos bajar al valle inundado-, son los pocos que se salvaron del diluvio, en sus toldos de cuero. Los araucanos: las hojas casi secas de mi árbol de la vida.


Imagen de M. D. Lozupone, septiembre de 2007

3 comentarios:

Noelle dijo...

lindísimo blog, me encantaron tus dibujos..
saludos

UZUMAKI dijo...

hermoso

Delius dijo...

Hola Noelle y Uzumaki, dibujos frescos para este verano, besos.